viernes, 31 de marzo de 2017

UNA SILUETA DE TIZA EN LA ACERA

Estaba aturdido y confuso. A su alrededor el escenario le resultaba desconcertante. Muy cerca veía que estaba pintada con tiza la silueta de un cadáver en la acera, tan reciente que, a su espalda, podía ver a los camilleros llevando el cuerpo totalmente tapado hacia la ambulancia.
 
Dos personas delante de él estaban comentado lo sucedido. Por lo visto, un atracador no se había conformado con la cartera de la víctima y le asestó, de despedida, una puñalada mortal.
 
A cierta distancia observó que, entre el revuelo de gente que se había acumulado ante la escena del crimen, la policía estaba abriendo paso a una mujer que llevaban hacia la ambulancia. Su confusión aumentó cuando, al verla más de cerca, se percató de que la mujer era su esposa. No podía dar crédito, ¿qué estaba pasando?.

A continuación contempló, extrañado, como a su esposa le mostraban el rostro de la victima que estaba en la camilla, destapando sutilmente la  tela que lo cubría. Entre sollozos su mujer asintió y la oyó balbucear: ¡si, es mi marido!.

Él asistía incrédulo a toda la escena y por fin se empezaba a dar cuenta de lo que estaba pasando.
 
Se llevaron a su mujer desconsolada, la ambulancia arrancó con el cadáver, los curiosos se fueron retirando y al poco, la policía también se marchó.

Solo quedaba él, o mejor dicho, su espíritu... y su silueta de tiza en la acera.
 
AUTOR: Rafa Fernández.
 

EN LA ELABORACIÓN DE ESTE BLOG SE HA UTILIZADO INFORMACIÓN Y MATERIAL OBTENIDO EN INTERNET. EN EL CASO DE QUE SE HAYA USADO CONTENIDO QUE PUEDA INCUMPLIR ALGUNA LEY DE DERECHOS DE AUTOR, ROGAMOS SE NOS COMUNIQUE Y SERÁ RETIRADO INMEDIATAMENTE.

No hay comentarios: